Xavier Llegorreta
rss feed
Spanish

La triste realidad de las remesas que llegan a Latinoamérica

Bildergebnis für tristeza de depender de remesas en latinoamérica

Las remesas y su cambio en el mercado negro están ayudando a sobrevivir a muchas familias en México, República Dominicana, Haiti, Colombia, Cuba, Centroamérica y sobre todo en Venezuela. Las remesas son ganancias que los emigrantes envían a su país de origen, normalmente a sus familiares. Las remesas familiares son transferidas de recursos de personas en el exterior, principalmente de Estados Unidos, aunque pueden ser de cualquier parte del mundo que envían a personas diferentes.

Cada vez más familias de los países arriba mencionados reciben dinero desde el exterior. Más allá del dolor por la separación, la diáspora de latinoamericanos tiene consecuencias positivas para los que se quedan. Las personas que reciben esta ayuda “sobreviven” gracias a las ayudas que de Europa o de USA envían.

¿Cómo? Con el envío de remesas.

Hasta hace pocos años, uno de los problemas de Venezuela era la salida de capitales. Ahora empieza a convertirse en un país receptor de remesas desde Estados Unidos, Francia, Panamá, Colombia, Argentina. Pese a que aún está muy por debajo de países que tradicionalmente reciben remesas como El Salvador, Honduras o México, la tendencia es creciente.

Y hay algo que hace especial al proceso en Venezuela y que dificulta la cuantificación oficial. El 80% de los envíos llega por fuera de los conductos oficiales. Es decir de forma clandestina y bajo la sombra del mercado negro.

El motivo es el control cambiario del gobierno bien sea en Cuba como en Venezuela (dos ámbitos que se venían venir) Mientras la tasa oficial de cambio del dólar está a un valor, en el mercado negro, el de referencia en la calle, supera casi el 100%. La diferencia es tan abismal que nadie va a usar una ruta legal en la que perdería una gran cantidad de dinero.

La diferencia entre la tasa de cambio oficial del dólar y la del mercado negro es de casi 200.000 bolívares.
El gobierno considera ese indicador del mercado paralelo dado por la web DolarToday como “dólar criminal” y lo culpa de la hiperinflación “inducida”. Los expertos sostienen que, pese a que puede haber cierta especulación, es el mejor indicador de la oferta y demanda de dólares. Y ante la devaluación del bolívar, todo el que puede busca refugio en otra moneda.

Las decenas de agencias como Money Gram, Western Union Paypal, Ria y muchas otras más permiten cambiar dólares o euros o libras a través de las cuentas de los familiares en los países de dicha moneda por una pequeña comisión. La moneda de Cuba, Venezuela o Centroamérica llegan a su cuenta a su país con un tipo algo por debajo de la tasa en el mercado negro. Western Union no opera en Venezuela por ejemplo por no tener el permiso del banco central. De cualquier manera, en estos países desde hace mucho tiempo el dólar es o que funciona. La moneda local no vale nada y es poco usada. Véase el caso de El Salvador, Haiti o Cuba.

Es difícil sin no imposible calcular las remesas que se envían de ler mundo a los países de América Latina pero es lo que se podría decir, sostiene a la sociedad media baja de nuestro continente. En Venezuela por ejemplo llegan cientos de venezolanos a Cúcuta, ciudad fronteriza para obtener a través de Western Union la ayuda que se les envía. Casi todos son venezolanos que quieren retirar el dinero que les envían desde otros países.

Con el dólar puede comprar uno más artículos y la adquisición en negro es más fácil. Sistema usual en países comunistas con un sistema económico obsoleto y que históricamente, al menos en Rusia y en Cuba, se han visto los efectos. Venezuela no aprende.

Desde Argentina, por ejemplo enviar 500 pesos argentinos, unos US$25 supone algo paralelo para que los familiares sobrevivan.

El fenómeno es conocido dese hace mucho y al menos la gente puede vivir feliz pero el problema es la dependencia. Hasta cuando podrá dejar de depender Latinoamérica de estas remesas y su situación social mejorarla y que esta sea más justa? El fenómeno del envío de remesas se ha acelerado con las últimas olas de emigración, aquella compuesta por sectores medios y bajos que deciden salir del país para ayudar a los que se quedan.

 

Comentarios

  1. Hasta cuándo???????????
    Pregunta de difícil respuesta con las economías que se manejan en los países con tanta dependencia habitual de USA y Europa!
    Sólo si cambian los gobiernos, los sistemas, el manejo de los bienes y que no sean acaparados por los de “arriba”.
    Es difícil preverlo en un futuro próximo.
    Las lecciones no se aprenden en cabeza ajena y ahí tienes a Colombia dando pasos para ser una futura Venezuela.
    No ha servido ni tenerla de vecina tan cercana y estar viendo el drama de sus fronteras atestadas de venezolanos emigrantes.
    Si no se piensa con cabeza fría para las próximas Elecciones, se seguirá fortaleciendo el solialismo-comunismo que azota este continente con países tan ricos y que podrían estar compitiendo a gran escala en el mercado, si fueran mejor administrados por dirigentes que tuvieran sentido de patria, de futuro pero sobre todo de PERTENENCIA.

Deja un comentario...

Puedes usar estos HTML atributos y etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.