Xavier Llegorreta
rss feed
Spanish

Realidad palpable y alarmante

Del Gatestone Institue ha aparecido esta noticia que hace pensar mucho en el futuro de la sociedad no solo en nuestros países sino en todo el mundo.

Bienvenidos a Quebec, con su aire de vieja provincia francesa y sus bellos paisajes, donde las calles llevan el nombre de santos católicos. Quebec también, como todo Occidente, se enfrenta a una crisis existencial democrática y religiosa.

George Weigel, en un artículo en la revista estadounidense First Thingsllamó hace poco a Quebec «el distrito vacío del catolicismo». «No hay un lugar religiosamente más árido –escribió– entre el Polo Norte y la Tierra del Fuego; no hay posiblemente un lugar religiosamente más árido en el planeta».

Sandro Magister, uno de los periodistas más destacados de Italia sobre asuntos religiosos, escribió: «Mientras habla Roma, Quebec ya se ha perdido».

Los centros católicos de Quebec están vacíos; el clero está envejeciendo. Hoy, en la Iglesia de San Judas en Montreal es un gimnasio. Un Teatro también en Montreal se ubica ahora donde estaba la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro antes de ser clausurada. La antigua nave cristiana se utiliza ahora para conciertos y conferencias, mientras que los himnos dominicales cristianos son sustituidos por espectáculos disco.

La Iglesia de San Judas en Montreal es hoy día el Spa de San Judas para «el bienestar de los fieles», y cuenta con entrenadores personales, fiestas con cócteles de moda y bancos con forma de crucifijo en los vestuarios. (Imagen: Montreal TV).

La Arquidiócesis de Montreal vendió 50 iglesias y otros edificios religiosos en los últimos 15 años. El 24 de mayo de 2015, se celebró la última misa en la famosa iglesia de San Juan Bautista, dedicada al patrón de los canadienses franceses. El obispo auxiliar de Quebec dijo que «la mitad de las iglesias de Quebec» cerrarán en los próximos diez años.

Quebec era tan católica como España o Irlanda; todo el mundo creía. En un determinado momento, en el año 1966 en concreto, las iglesias se vaciaron de repente en cuestión de meses. Un extraño fenómeno que nadie ha sido jamás capaz de explicar. El hombre sin historia, sin cultura, sin país, sin familia y sin civilización no es libre: está desnudo y condenado a la desesperación», escribe el filósofo quebequés Mathieu Bock.Cote.

La situación del catolicismo en Quebec es hoy efectivamente desesperada. En 1966 había 8.800 sacerdotes; hoy hay 2.600, de los cuales la mayoría son ancianos, y muchos viven en residencias de mayores. En 1945, el 90 % de la población iba a misa cada semana; hoy va el 4 %. Cientos de comunidades cristianas han desaparecido sin más.

Mientras que las autoridades de Quebec utilizaron un agresivo laicismo como instrumento para promover el multiculturalismo, en Quebec se produjo un drástico aumento de jóvenes musulmanes que se unieron al Estado Islámico. El fundamentalismo secular de Quebec ha llegado incluso a imponer a todas las escuelas públicas y privadas –el primer ejemplo de este tipo en el mundo– un curso obligatorio sobre ‘ética y cultura religiosas»

Los datos del censo canadiense demuestran que el islam es la religión que más rápido crece en el mundo, y que a pesar de que la mayoría del crecimiento de la población musulmana tiene que ver con las tasas de natalidad y migración, desde 2001 dicha población también ha aumentado como consecuencia de las conversiones religiosas de canadienses no musulmanes. El declive demográfico de Quebec cae y los emigrantes sustituyen al declive. Sólo la provincia de Quebec ya necesita entre 70.000 y 80.000 inmigrantes al año para compensar su baja tasa de natalidad.

Pero al compensar un descenso demográfico, ¿qué ocurre cuando uno de los territorios más notoriamente católicos del mundo sufre tal revolución cultural y religiosa?

Hacer frente al dramático colapso de Quebec no implica necesariamente volver a abrazar un viejo catolicismo, pero indudablemente sí necesita un sano redescubrimiento de lo que debería ser una democracia occidental. Eso incluye también un aprecio por la identidad occidental y los valores judeocristianos; todo lo que los gobiernos y buena parte de Europa parecen negarse a aceptar.

El lema de Quebec es: «Je me souviens«: Yo recuerdo. ¿Pero qué, exactamente? En el «distrito vacío del catolicismo», ¿ganará el islam?

Comentarios

  1. Cuando venga el Hijo del hombre………encontrará fe en la tierra?????

  2. Y lo mismo pasara en Europa si no habre los ojos a tiempo.
    La Religion Islamica se expande por toda Europa y cada ves exigen mas y mas derechos aprovechandose de la Democracia e igualdad de los paises Europeos ,mientras que en los paises Islamicos se persiguen a los cristianos .
    Cada ves se construyen mas Moschee con respaldo financiero de Arabia Saudita,Turquei,etc designando ellos mismos a los que predican en esas Moschee ,en sus propios idiomas.

    Recientemente el presidente de Turquia le pide a sus conciudadanos en Europa que cada mujer debe tener como minimo 5 hijos,para en el Futuro ser la Religion predominante en Europa,mas claro ni el Agua.
    Si los Cristianos en Europa no habren los ojos a tiempo se correra la misma suerte que en Canada,tiempo al tiempo

Deja un comentario...

Puedes usar estos HTML atributos y etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.