Xavier Llegorreta
rss feed
Spanish

Lo normal parece ilegal

Bildergebnis für agua illegal Bildergebnis für recoger agua illegal

¿A quién pertenece la lluvia? Al parecer en Estados Unidos al Gobierno. No hace muchas generaciones almacenar el agua de lluvia era una necesidad para poder sobrevivir, sin embargo con el paso de los años las leyes que hacen ilegal almacenar el agua de la lluvia cada vez son más frecuentas en distintos países.

Un hombre en Oregón fue sentenciado a 30 días de prisión y 1500 dólares de multa  por recoger este agua en su propiedad. Gary Harrington de Eagle Point (Oregon), tenía tres bidones en su casa, uno de los cuales llevaba 37 años en su propiedad, para almacenar el agua, por lo que enfrentó a nueve cargos por «tres reservas ilgales» en su casa.

Según la ley de Oregon, el agua es de propiedad pública, por esto, quien quiera almacenar el agua de lluvia deberá recibir una autorización de los administradores del agua del Estado.

Hoy, como en el Amazonas se recoge el agua. Asi se vivir en medio de la naturaleza y es normal. En otras sociedades, como la así llamada moderna, en Estados Unidos es ilegal recoger agua. Qué contradicciones!!!

Comentarios

  1. Es un hecho innegable que lo que mueve al mundo actual, como nunca antes es LA MENTIRA. E imperando ella todos los desórdenes son natural consecuencia.
    La ambición, el egoísmo, la codicia hace dictar estas leyes tan absurdas.
    El ser el hombre lobo para el hombre, según los sabios antiguos, sigue repitiéndose y con el agravante del cero respeto a la vida, al bienestar de todos.
    Cada uno busca lo suyo. El individualismo que rige tantas vidas se va manifestando también en los que llegan a dictar leyes como esta.
    Los que no podemos hacer nada, sino sufrirlo y tratar de no confundirnos ante las consecuencias de todos los «ismos» debemos, sin embargo, alzar la voz, aunque no seamos escuchados.
    Que quede la constancia, para la historia, de que NO ESTÁBAMOS DE ACUERDO, con políticas, leyes y decisiones que van abiertamente en contra del derecho fundamental del ser humano: VIVIR, sanamente y de que se respete la vida en todo lo que la haga digna.

  2. Es el colmo que esto pase en una sociedad dizque civilizada.

    Es una vergüenza. Es más que ridículo.
    Qué más pretenden controlar? Y Colombia….americándose…!
    Hacia dónde vamos?

  3. Veremos qué siguen haciendo….mientras, cuidemos el agua.

  4. Sólo eso nos faltaba en este mundo que anda al revés. definitivamente hemos perdido el norte….

  5. avatar Monjas visitancinas

    Es la consecuencia del egoísmo humano que nos lleva hasta estos excesos, extremos o cómo se podrá llamar?
    Qué bueno, Blogs como este para reflexionar y ver cómo están nuestros valores, lo que nos determina a obrar, lo que nos mueve.

  6. No, lo que hacía falta: control sobre uno de los elementos esenciales para la vida.
    No lo cuidamos y encima lo controlan para su acceso?
    Señores, atención!

  7. El hombre y sus leyes injustas.
    A esto conduce el dejarnos llevar por el propio interés: a leyes tan fuera de lugar como esta.

  8. Se adelanto este Blog a advertir lo que la Encíclica Laudato si en el número 30 dice, de la amenaza de PRIVATIZAR EL AGUA según las reglas del mercado.
    No hay duda de que está en la vanguardia de los temas de actualidad. Por eso no me pierdo ninguno de sus artículos.

  9. ¿Cuando fue la última vez que lavaste esa botella de plástico que sueles rellenar con agua? La que llevas al gimnasio o al parque con los niños. O esa que lleva días en el bolso o semanas dando vueltas en el auto.
    Eso de rellenar con agua corriente las botellas de agua envasada es una práctica habitual, y sin embargo estos recipientes fueron pensados, diseñados y fabricados por sus respectivas compañías con la idea de un solo uso -y en el mejor de los casos con la posibilidad de reciclar el plástico.
    Entonces, ¿es seguro reutilizarlas? Hay muchos mitos al respecto y aquí te contamos qué es cierto y qué no.
    ¿Hay riesgo de fuga de químicos?
    Uno de los mitos que abundan en internet y que pasan de boca en boca es el de que las botellas de plástico pueden liberar en el agua componentes tóxicos para la salud.
    «En términos generales no hay problemas de seguridad para la salud al reutilizar las botellas de plástico».Sin embargo, hay algunos matices interesantes que conviene aclarar.
    La polémica del BPA o Bisfenol A
    Está demostrado científicamente que los recipientes de plástico rígido a base de policarbonato que contienen el aditivo BPA o Bisfenol A sí lo pueden liberar sobre el contenido.
    De hecho hace unos años un estudio del centro para el Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos encontró que más del 90% de los estadounidenses tenían trazas de esa sustancia en la orina.

    Los expertos coinciden en que el mayor riesgo para la salud asociado a la reutilización de las botellas de plástico es microbiológico.
    En efecto, en nuestra vida diaria estamos expuestos a esa sustancia desde una multitud de fuentes: el Bisfenol A o BPA es un producto químico muy común asociado a los envases de policarbonato y utilizado para fabricar todo tipo de termoplásticos moldeables, no sólo botellas sino también latas de alimentos y bebidas, recibos y extractos bancarios, CDs, etc.
    Lo que ocurre es que la cantidad de esa sustancia que se libera desde las botellas es tan mínima que muchas autoridades reguladoras de la salud, como la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria o la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), no la consideran un peligro.
    No obstante la BPA o Bisfenol A forma parte de un grupo de sustancias que se están reevaluando constantemente a nivel científico para descartar que sean potencialmente dañinas.
    Símbolo del plástico PET

    Las botellas de plástico flexible hechas de tereftalato de polietileno, conocidas como PET por sus siglas en inglés, son 100% reciclables y no usan el Bisfenol A como aditivo.
    En estudios con animales y en dosis muy altas se ha relacionado esta sustancia con problemas endocrinos.
    Y por un principio de precaución, en Europa está prohibido su uso en productos destinados para la lactancia y la edad temprana, como los biberones o las vajillas para niños.
    También está demostrado que si el plástico se somete a temperaturas muy altas se multiplica la liberación de este aditivo.
    Sin embargo, en su reevaluación más reciente de enero de 2015, la autoridad europea concluyó que «el BPA no constituye ningún riesgo para la salud de los consumidores de ningún grupo demográfico (incluídos fetos, niños y adolescentes) en los niveles actuales de exposición», que están muy por debajo de los niveles diarios establecidos como tolerables.
    Por otro lado, las botellas de plástico flexible hechas de tereftalato de polietileno, conocidas como PET por sus siglas en inglés, son 100% reciclables y no usan el Bisfenol A como aditivo. Se pueden identificar por su símbolo triangular negro.
    Lee también: ¿Es realmente dañina para la salud el agua con gas?

    Las grietas en el plástico son un lugar idóneo para albergar bacterias, lo cual puede ser un riesgo para nuestra salud.
    Los expertos coinciden en que el mayor riesgo para la salud asociado a la reutilización de las botellas de plástico es microbiológico.
    Por un lado el deterioro por el uso diario de la botella puede provocar la rotura física del plástico, en forma de rayazos, grietas o quiebras en el material poroso.
    Su resistencia mecánica está pensada para un único uso.
    Esas fallas en el material son un lugar idóneo para albergar cual puede ser un riesgo para nuestra salud.
    Por otro lado, a menos que las botellas sean lavadas regularmente, la reutilización de los envases de plástico conlleva una contaminación bacteriana, con microorganismos procedentes de nuestra propia boca, nuestras manos o por exposición medioambiental.
    Un estudio de 2002 publicado en la revista especializada Canadian Journal of Public Health analizó muestras de 76 botellas de agua utilizadas por estudiantes de primaria.
    Se debería considerar la botella de plástico como cualquier otro utensilio de cocina, que siempre lavamos despues del uso.
    Algunas de las botellas habían sido utilizadas durante meses sin ser lavadas. Los investigadores encontraron que dos tercios de las muestras tenían niveles bacterianos que excedían los límites recomendados para el agua potable.
    Deberíamos considerar la botella como cualquier otro utensilio de cocina, que siempre lavamos despues del uso.
    En efecto, la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas de España también recomienda no reutilizar o rellenar las botellas de agua envasada por razones organolépticas, entre otras.
    Si se ha bebido directamente de una botella y se ha rellenado repetidas veces con otro tipo de líquido o alimento, el interior de estos envases ya no mantiene sus iniciales condiciones de total asepsia pudiendo incluso contaminarse con microorganismos y bacterias que proceden de nuestra boca o del ambiente.
    Así que si insistes en rellenar esa botella de agua, al menos puedes seguir estas recomendaciones para minimizar riesgos: antes de usarla inspecciónala bien para asegurarte de que no tiene roturas y lávala con un detergente suave después de cada uso.

Deja un comentario...

Puedes usar estos HTML atributos y etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.