Xavier Llegorreta
rss feed
Spanish

Hola! Bienvenidos a mi blog personal. Espero que les guste! Tengo la intención de crear un espacio para compartir algunas de las muchas experiencias que he obtenido a través de mi carrera profesional obtenida en los últimos años. Es mi intención ofrecer opiniones sobre temas controvertidos de una manera constructiva y positiva y provocar diálogo sugerente a través de temas contemporáneos. Para acceder a la versión en inglés, basta hacer click en la bandera arriba a la derecha.

Cuba marca el rumbo a Maduro

Bildergebnis für cuba - maduro caricatura

Pocos días después de que en diciembre de 1999 “su” Constitución fuera refrendada, Hugo Chávez, que la consideraba un símbolo y una síntesis de su pensamiento político, aseguró que era la “Carta Magna para la Venezuela de nuestros nietos, de nuestros bisnietos, de las futuras generaciones”.

Ahora, su sucesor, Nicolás Maduro, quiere la suya propia.

La Asamblea Constituyente “comunal” (ACC) que ha convocado, cree, le ayudará a dar un barniz “legal” a la situación de facto que ha determinado la usurpación de los poderes de la Asamblea Nacional por el ejecutivo. Pero el método escogido es peligroso. Maduro ha anunciado que de los 500 miembros de la ACC, la mitad serán elegidos por organismos del régimen, al modo de la Cámara de los Fascios y las Corporaciones de la Italia mussoliniana o de la Asamblea del Poder Popular de la Cuba castrista.

La otra mitad de los constituyentes, hasta donde se sabe, serán elegidos en un proceso “sectorial y territorializado” y sin la participación de los partidos políticos. Maduro ha repetido varias veces que “yo no soy Benito Mussolini”, sin que nadie se lo preguntara.

La idea básica es simple: no se necesita tener mayoría para gobernar. Pero las fisuras en el régimen ya son inocultables. La fiscal general, Luisa Ortega, ha insinuado a Wall Street Journal que el proyecto de Maduro equivale a una traición al legado de Chávez. Allan Brewer Carias y otros siete constituyentes chavistas de 1999 han calificado de “fraudulenta” la convocatoria.

La oposición, que lleva más de un mes en la calle con protestas que han dejado mas de 36 muertos y miles de detenciones arbitrarias, cree que el proceso busca paralizar los procesos electorales pendientes y defenestrar los poderes constituidos que molestan al régimen.

En las últimas manifestaciones chavistas, los beneficiarios de las “misiones” deben portar el “carnet de la patria”, una versión chavista de la cartilla de racionamiento cubana que conocí en mis múltiples viajes a Cuba. No es casual, por ello, que la oposición vea en las decisiones de Maduro el largo brazo de La Habana.

Pero si en la asamblea solo está representado el madurismo, la crisis entrará en una vía de mayor enfrentamiento. El régimen castrista, al fin y al cabo, se instauró tras una victoria militar sobre el antiguo régimen y en medio de la guerra fría, por lo que Fidel Castro contó con el apoyo inmediato de la Unión Soviética. Venezuela no tiene aliados de ese calibre y no es una isla.

Fuente: INFORME SEMANAL DE POLITICA EXTERIOR, 15 de mayo de 2017